En las primeras horas de la tarde de ayer, desde el Centro de Empleados de Comercio (CEC) se informó que se levantaba la medida de fuerza que se estaba llevando adelante en las distintas sucursales que tiene el supermercado La Anónima en nuestra ciudad, en reclamo de la actualización del bono de fin de año.

“Dado que la Anónima realizó una presentación ante el Ministerio de la Producción y Trabajo de la Nación ignorando lo resuelto por el Ministerio de Trabajo de la Provincia con respecto al pago de las diferencias reclamadas por los trabajadores y, considerando que el mismo Ministerio de Trabajo de la Provincia ante nuestro reclamo sobre las suspensiones y el conflicto, nos declinara la vía administrativa, mezclando el Decreto 1043/18 que nada tenía que ver con el reclamo y amparándose en un Expediente que nunca vieron, esta organización en asamblea con los trabajadores y con el solo fin de sostener el empleo, resolvieron suspender pero no concluir con las medidas de fuerza hasta que se resuelva en las reuniones previstas en Buenos Aires” al tiempo que remarcaron que “la lucha continúa por nuestros derechos”.

Cabe aclarar que finalizado el feriado por Navidad, se había conocido la notificación del Ministerio de Trabajo de la provincia notificando a la empresa que debía actualizar el bono de fin de año acordado en 2014, sin embargo los responsables del supermercado hicieron oídos sordos, además de sumar más de 30 suspensiones para amedrentar a los trabajadores, por lo que en conjunto con el gremio mercantil se decidió continuar con la medida de fuerza.

En la jornada de ayer se conoció la decisión de la empresa de llevar el conflicto ante el Ministerio de Trabajo de la Nación y casi paralelamente el Ministerio de Trabajo de la provincia declinó la vía administrativa. Como Nación fijó una audiencia para hoy, desde el CEC se pidió una prórroga, teniendo en cuenta que se encuentran a 3000 kilómetros y que el éxodo vacacional hace casi imposible conseguir pasajes, a lo que se suma la feria judicial por lo que sus representantes legales no están disponibles. Además en la nota presentada por el gremio se pide que se corra vista de la presentación realizada por la empresa ya que se desconoce la misma, por lo que no se sabe con qué documentación se deberá contar.

Por lo pronto, y para resguardar la fuente laboral de los trabajadores se determinó levantar las medidas de fuerza que se venía llevando a cabo desde el sábado, remarcando que el conflicto no terminó, y que sólo se encuentra suspendido. Esta decisión se relaciona directamente con la posibilidad de que se pueda producir algún despido. En su momento el dirigente del CEC Daniel Rivarola había indicado que se estaba suspendiendo gente “al azar, porque hasta suspenden gente con 12 o 13 años de antigüedad que en su vida han tenido una sanción, le puede tocar a cualquiera y es una manera de disuadir e infundir temor” y había aclaró que “tenemos seguridad de que va a haber despidos después de esto y que estamos cuidando a los suspendidos y que no se expongan como el resto de los compañeros. La empresa echó a 30 trabajadores en lo que va del año sin ningún tipo de conflicto; cuando se habla de despidos en esta empresa no hace falta ninguna excusa”.