La Ley de Góndolas, que ya obtuvo media sanción de la Cámara de Diputados, intenta regular la porción que ocupan las distintas marcas en los exhibidores de las grandes cadenas comerciales. La iniciativa busca fomentar la competencia de marcas y la mayor injerencia de pequeñas y medianas empresas, producción de la agricultura familiar, campesina e indígena y de sectores de la economía popular en las góndolas de los hipermercados.

La Ley le da aire a las PYMES, ya que los establecimientos deberán garantizar un 25 por ciento de la góndola para la exhibición de sus productos. Además contempla un 5 por ciento adicional para productos originados por la agricultura familiar, campesina e indígena y los sectores de la economía popular. A su vez, en las islas de exhibición contiguas a las cajas se debe reservar un 50 por ciento del espacio para productos elaborados por pymes. Se establece también la prohibición del alquiler de espacios preferenciales en góndolas o locaciones virtuales, al considerarse una «exclusión anticompetitiva». Los productos de menor valor no pueden ser ubicados en sectores de escasa visibilidad sino colocados a una altura equidistante entre el primer y último estante de la góndola.

Ante de dejar el Gobierno, Macri reconoció la gravedad de la situación de las pequeñas y medianas empresas, autorizando a la AFIP a que suspenda los embargos hasta el 31 de diciembre.

“Pedíamos que este gobierno finalice su mandato con esto, porque el 70% de las PYMES tiene problemas impositivos. Esperábamos que el congreso saque una moratoria para ordenar la situación fiscal, porque hoy las empresas están yendo a la informalidad”, dijo Leo Bilansky, Presidente de la Asociación de Empresarios Nacionales, por Fm Del Pueblo.

“No hay competencia en los supermercados, porque son todos los mismos fabricantes, queremos competir. Ningún grupo económico puede tener más del 30% del espacio para genera competentica y bajar los precios”, afirmó Bilansky.

Y explicó que “6 empresas concentran el 60% de la demanda minorista de productos. Si no sos amigo de Carrefour no podés vender. Esto es un negocio de amigos a partir que estos hipermercados pusieron sus funcionarios en la secretaria de comercio del gobierno”.

El empresario formó parte del encuentro que tuvo ayer el próximo presidente Alberto Fernández con la Unión Industrial Argentina, donde brindó algunos parámetros del gobierno entrante para el sector.

“Algo van a tener que resignar”, expresó Fernández ante los empresarios.

“Para que recupere lo perdido respecto del 2015, Alberto va a tener que crear 50 empresas por día, hasta que termine su mandato”, advirtió Bilansky. Y agregó: “Si hay algo que va a tener el Gobierno como directiva es el apoyo a la industria nacional”.

“Para los hombres que invierten va a haber todas las herramientas necesarias, desde energía a precios razonables, créditos a tasa normales, capital para que puedan recomponer sus actividades, ayuda para que se puedan comprar máquinas y tecnología. Todo para aumentar la producción de las pymes, que hoy tienen 48,5% de su capacidad industrial inutilizada”, explicó el empresario.