Por Fernando Grava.

En declaraciones a FM Aire Libre, el presidente de la Cámara de Comercio de esta ciudad, José Luis Iglesias, se refirió a la reunión que mantuvieron en la tarde de este lunes en la sede de la Cámara de Comercio con los socios para analizar la venta clandestina de mercadería que se está llevando adelante en casas particulares.

“Nosotros venimos llevando un relevamiento con CAME desde Buenos Aires con un lineamiento preciso en cuanto a las detecciones de las formas ilegales de vender marcas apócrifas por un lado, y por otro lado todo aquellos que tiene que ver con la problemática del comercio ilegal”.

En este sentido manifestó que “todos sabemos en esta ciudad, como así también en el resto del país el problema que hay con la falta de trabajo, la informalidad, y un montón de situaciones que ha generado una especie de desvirtuación (sic) de lo que debería ser las normas comunes que teníamos  acostumbrado de tener en el comercio, teniendo en cuenta que esto lo vemos en la perdida de fuentes de trabajo, en el cierre de alquileres que han generado los cierres de comercios”.

Ante esta situación mantuvo que “desde el año pasado hemos comenzado una forma incipiente de encuentros, donde nos hemos reunido con varios asociados nuestros, y después lo hicimos abierta a otros sectores que querían manifestarnos su preocupación por algunas formas de ventas que de alguna manera tenían ventajas desde la no tributación, desde el no respaldo de la ley de sellos en cuanto a la mercadería importada porque se trae de contrabando, y distintas situaciones, por lo cual nosotros habida cuenta de esto comenzamos a recabar información, en este momento estamos trabajando desde la Cámara, y recibiendo las denuncias correspondientes, sobre todo sobre algunos temas específicos como lo es la proliferación de los show room, donde la normativa dice que debería ser de muestra, y la realidad es que se está comercializando en esos lugares que no debería ser así, no se tributa, y en algunos casos tienen empleados”, expuso Iglesias.

Por tal motivo manifestó que “en nuestra ciudad un show room significa que te invitan a una casa a mostrarte lo que traje, y termina siendo una venta doméstica, es un título que se le da, pero en Río Grande tenemos detectados 125 sitios, o sea que es un número importante, siendo que la queja que tenemos de todos los comerciantes es que ellos tienen controles, tributaciones, no pueden pagar los aportes, y ven que esta manera de comercializar no tienen ninguna responsabilidad social, y muchas veces la mercadería que comercializan es de marca adulterada”, reprochó el presidente de la Cámara de Comercio de esta ciudad.