En estos días se escuchó al actual intendente de Tolhuin, Claudio Queno, plantear que los primeros días de noviembre va a presentar a la Justicia provincial un pedido de declaración de certeza para saber si puede ser candidato a repetir su mandato.

“Yo creo que debemos ir a la justicia para que la gente se quede tranquila y no esperar hasta último momento porque no corresponde, estamos preparados para lo que decida la justicia” dijo el intendente en notas radiales.

Cabe destacar que si bien Queno en el 2019 va a cumplir 12 años de gestión al frente de la Municipalidad, los primeros fueron mientras era Comuna, con lo cual el mismo entiende que al cambiar el status a Municipio aún puede hacer un período más y por eso necesita que la Justicia emita la declaración de certeza para poder hacer oficial esa candidatura.

Se sabe también que el peronismo busca la unión de todos los sectores para ir juntos en las próximas elecciones y se comenta que el próximo 17 de octubre se prepara el acto del día de la lealtad en el mítico club San Martín donde serían presentados los cuatro candidatos para ejecutivos.

La actual gobernadora Rosana Bertone, el actual intendente de Ushuaia, Walter Vuoto el actual diputado Martín Pérez y el intendente de Tolhuin Claudio Queno.

En Ushuaia no habría inconvenientes para que Vuoto repita mandato y que Pérez busque la Intendencia de Río Grande, pero en Tolhuin hace algo de ruido este anuncio (si se realiza, claro) porque hay varios interesados dentro del peronismo en ir por la Intendencia y estaban atentos a la resolución de la Justicia para empezar a pedir pista para ser candidatos.

De hecho nunca antes se vieron tantos encuestadores en esa comunidad, se hicieron consultas de campo, telefónicas e inclusive desde páginas de internet y en todos los casos hay al menos tres del justicialismo, dos de ellos actuales concejales y el legislador Harrington único representante de la ciudad de Tolhuin en la cámara legislativa.

Todos ellos tienen en claro que la idea es consensuar para que no halla internas y todos puedan trabajar en la misma causa que les pide la gobernadora, mucho trabajo para que el peronismo se quede con los cuatro ejecutivos, es decir recuperar Río Grande y mantener el resto.