El ministro jefe de gabinete Leonardo Gorbacz se refirió a la investigación que se realiza en el ámbito judicial donde se aseguró que integrantes del gobierno de la provincia habrían intercedido para direccionar a un testigo de la causa para que declarara contra el intendente Melella. El funcionario manifestó que esto, “es una barbaridad”.

Gorbacz indicó que “hay una denuncia de ciudadanos comunes contra el intendente de Río Grande y pareciera que, hasta ahora, la única respuesta que hay de parte del intendente de Río Grande es echarle la culpa de todo al gobierno provincial”.

En términos personales, el funcionario admitió en FM Aire Libre, que “estoy cansado, me parece que cuando hay una denuncia en la justicia, tiene que haber una actuación de la justicia para aclarar la situación y más cuando la denuncia es contra un funcionario público, porque la gente está observando el accionar de la justicia”.

Gorbacz evaluó que, “pretender llevar esto al terreno de la política, ensuciar sin ningún elemento, que hay una operación política o que el gobierno provincial está atrás de la denuncia, me parece una barbaridad”.

En este sentido aseguró que este tipo de actitudes, “lo único que hacen es echar oscuridad en vez de aclarar”.

“No puede ser una forma de defensa, acusar de una operación política inexistente”, subrayó y agregó que “lo han hecho desde el momento que se dieron las denuncias y lo siguen haciendo hasta ahora”.

El funcionario destacó que desde el Gobierno están “en temas mucho más importantes” y que “no tenemos tiempo de involucrarnos en aquellos  que no nos corresponden”, pero advirtió que, “no nos vamos a dejar involucrar gratuitamente y que en vez de aclarar se dediquen a ensuciar al gobierno provincial”.

Al respecto evaluó que “no hay que confundir a la gente” y que “una cosa es la vida privada de las personas y otra cosa es la posibilidad de que se cometa un delito”, cuestiones que “no tienen nada que ver con una discriminación o una elección sexual”.

La testigo Norma Gauto aseguró en sede judicial que Hugo Moya (jefe de serenos del municipio) que desde el gobierno le habrían ofrecido beneficios para sus hijos. Ante esto Gorbacz expresó que, “no se quién es Moya ni quien es Gauto, no los he visto en mi vida. Mal podría darle un trabajo al hijo de Gauto o Moya, ni una casa a ninguno, además no me corresponde dar casas”.

“Es parte de una campaña sucia que intenta tapar una denuncia que está presentada en la justicia, que tiene que tener un proceso como corresponde”, describió.

Por último, pidió que, “dejemos actuar a la justicia, no tenemos por qué los que estamos en la política, hacer un prejuzgamiento en un sentido u otro y tienen que haber una justicia que sin presión política ni de los medios, pueda aclarar las cosas”.