El abogado del Intendente de Río Grande, Francisco Ibarra, indicó que antes de la Feria judicial que inicia el 14 de diciembre pedirá el cierre de la causa que denuncia a Gustavo Melella por presunto abuso sexual contra tres hombres.

El abogado indicó en Fm Centro que de las pruebas aportadas  en el expediente, “no existe un sólo elemento del delito que se denuncia; sino todo lo contrario. Se están mostrando distintas clases de motivaciones que son ajenas al delito de abuso sexual. Esos audios que se publicaron es con lo único que se mantiene esta causa pero después, que exista un hecho que permita acreditar estas denuncias realizadas en el expediente no lo hay, con lo cual pediré que se cierre la causa antes del cierre de la Feria que es el 14 de diciembre” afirmó.

La decisión surge tras la suspensión de nuevas declaraciones que iban a prestar tres de las presuntas víctimas de abuso sexual coactivo por parte del  juez de instrucción 1 de Río Grande, Raúl Sahade, quien hizo lugar a un recurso de reposición presentado por abogado Francisco Giménez que  representa a los denunciantes, quien entre otros argumentos, señaló que volver a citar a los tres trabajadores implicaba “revictimizarlos”.

En este sentido, Ibarra opinó que “decir que no quieren que las víctimas declaren porque se los revictimiza es una tomada de pelo. El Juez tiene que resolver que define, pero yo me opuse y entiendo que el Fiscal también se opuso al recurso”.

“Aquí el procedimiento de las declaraciones de las víctimas es esencial, como en todos los procesos. Cualquier persona que este expuesta a un hecho de abuso debe ser sometido a una declaración en los términos del artículo 105” explicó.

A ello agregó que “esto es en presencia del Juez, con la presencia de las partes, donde la persona es sometida a un interrogatorio. Por supuesto es un interrogatorio que no debe ser humillante, está prohibido que sea así, y donde se pretende que la víctima relate lo sucedido y que se le pueda preguntar sobre la base de un requerimiento fiscal en el ámbito del abuso sexual”.

“Entender que aquí se pretende revictimizar es un absurdo, sobre todo cuando se hicieron públicas las supuestas agresiones que dicen que sufrieron, donde fue un raid mediático. Aquí lo que no hay es un resguardo de las personas. Yo hoy tengo diez causas por abuso que estoy tratando al mismo tiempo y en ningún de ellas se realizó una mínima exposición”, expuso Ibarra.