El juez Raúl Sahade declaró “nulo” al pedido del fiscal mayor Guillermo Quadrini, quien había asegurado que no hubo delito de parte del secretario de Seguridad de la Provincia, Javier Eposto, en la supuesta entrega de una vivienda a la hija de uno de los principales testigos del caso Melella.

Según el juez, el fiscal Quadrini no habría fundamentado las razones por las cuales no se imputó al Secretario de Seguridad Javier Eposto y al testigo Hugo Moya.

Por Fm Aire Libre, Eposto había admitido la entrega de una casa del IPV a Cintia Moya, hija de Hugo Moya, quien declaró contra el intendente Gustavo Melella, lo que no se habría ejecutado por las vías formales.

Al respecto, el abogado de Melella, Francisco Ibarra, pidió que se investigara el caso por el presunto delito de peculado, pero el fiscal Quadrini desestimó la denuncia al sostener que no existió delito alguno.