La diputada electa por la ciudad de Buenos Aires y referente de Cambiemos, Elisa Carrió, volvió a criticar la industria fueguina asegurando que la fabricación de celulares «es un escándalo» tras lo cual dijo que «no se puede sostener el empleo de una ciudad perjudicando a todo un país».

Consultada por FM Masters,  sobre el reclamo de algunas provincias en defensa de las economías regionales y el caso específico de Tierra del Fuego, Carrió dijo que «se va a probar la actitud del Presidente» ya que «son sus amigos los que están en ese negocio y sin embargo bajó los aranceles de importación».

Con respecto al golpe que significaría para la industria de la provincia la eliminación del impuesto a los electrónicos, Carrió opinó que «prefiero transferirle el dinero directo a la gente y armar emprendimientos, en  lugar de seguir gastando en semejante negociado. No se puede solucionar el empleo de una ciudad perjudicando a todos los argentinos habilitando un negociado impresionante para dos o tres empresas» y sugirió «generar otra industria pero no en estas condiciones”.

Ante la crisis que la sanción de la ley representaría para los puestos de trabajo locales, Carrió atacó a su ex compañera del ARI Fabiana Ríos, ya que «fue ella la que propuso esta Ley y nosotros en la coalición Cívica decimos no votarla, porque nosotros no votamos negociados».