El Secretario general de UTHGRA de la provincia Ramón Calderón confirmó el cierre del Casino indicando que desde hace un año “veníamos con una situación entre los empresarios y los sindicatos de UTHGRA y Juegos, donde se venían cerrando algunas salas en el país y sabíamos que en algún momento nos podía tocar a nosotros”.

En Radio Nacional Ushuaia, agregó que “entre las discusiones también se hablaba de que era una persecución política, donde (y por pertenecer a Cristóbal López) no se los dejaba trabajar y estaban perdiendo muchas salas con lo cual estaban aguantando la situación” afirmó el representante de UTHGRA.

Respecto a la cantidad personas que quedaron sin fuente laboral Calderón indicó que son cerca 30 gastronómicos y 70 en la parte de juego que pudieron arreglar sus liquidaciones.

Además adelantó que habría dos teorías respecto al futuro del edifico, por un lado un empresario de Río Grande interesado en reactivar el mismo,  y por otro que se mantendría cerrado” hasta que políticamente se pudiera solucionar”.