El ministro de educación de la provincia, Diego Romero, habló sobre las denuncias de algunos padres y sobre la viralización de un video de una situación de violencia en una de las escuelas.

Según el ministro, el viernes tomó conocimiento de la situación y se comunicó con el director del colegio. “Fue un hecho que sucedió a unas cuadras de la escuela, y llamé a la mamá del joven. En el Departamento de orientación le dijeron sobre el trabajo que estaban haciendo”.

“Cuando hay una pelea de adolescentes se llama bullying y no todo lo que sucede dentro del ámbito escolar se llama bullying, es un proceso sistemático de acoso de un grupo de personas hacia otra, en este caso los círculos se están analizando para ver si fue una situación de bullying o no, pero se está trabajando sobre el grupo”, afirmó Romero en Fm Del Pueblo.

Y agregó que “lo primero que hay que hacer es acompañar en el grupo-clase, hablar con cada uno de los integrantes que el alumno manifieste que lo molestan, y poner foco en el cuidado permanente del joven, también que los padres se involucren en esta problemática”

“En un 80 o 90 % de los conflictos dentro de una escuela, los mismos no vienen por la escuela sino de afuera, por las redes sociales”, afirmó el funcionario.

Según Romero “se está hablando con chicos de 12 años, porque no hay buenos y malos en esta situación, lo que hay son situaciones de conflicto. Hay que trabajar en la concientización de la persona que agrede”

“Esto salta porque la madre habla por los medios, pero no es verdad que no se esté trabajando con esos niños y con esos padres, no podemos estar hablándo por los medios ni de los nombres de los chicos. Nosotros trabajamos con el conflicto permanentemente y no sale en los medios”, manifestó.

Romero comparó las viejas situaciones de violencia en los colegios, en las que una barra de un barrio se enfrentaba con la de otro barrio. “eso se daba antes, pero ahora no lo tenemos”.

Y aclaró que tanto los preceptores como los tutores “circulan por la escuela controlando los baños y los pasillos, porque en las instituciones educativas se trabaja permanentemente, cuando un padre, como en este caso va a la escuela, hay que darle respuesta y contenerlo, el directivo debe comunicar como se trabaja con su hijo”.