Tras participar de la Asamblea Legislativa en la que asumieron Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, la actual diputada nacional, Rosana Bertone, sostuvo que “tenemos un gran presidente”, dijo Bertone al finalizar la Asamblea y agregó “fue un gran discurso de inicio de su presidencia, no tuvo fisuras e incluyó todos los temas y a todos los argentinos y argentinas convocándonos a unirnos para ayudar a poner a la Argentina de pie”.

La flamante diputada fueguina destacó los puntos del discurso en los que la presencia de Tierra del Fuego es fundamental y debe ser protagonista en la construcción del futuro que propone el nuevo Presidente, que son la industria y la cuestión Malvinas.

En relación con la industria detalló los datos expresados por Fernández en su discurso al señalar que el nivel de producción industrial hoy ha retrocedido 13 años; se cerraron 20 mil empresas en 4 años; se perdieron en la industria más de 141 mil empleos registrados del sector privado; y el empleo industrial registrado lleva 42 meses consecutivos de destrucción. Frente a este terrible panorama “como dijo Alberto hay seres humanos cuyas expectativas y cuya vida han sido diezmadas”, indicó Bertone y agregó “en Tierra del Fuego lo sabemos porque hemos vivido estos 4 años las peores consecuencias de una política económica neoliberal que vulnera profundamente la dignidad humana.” Frente a lo cual, señaló que “con este Presidente tengo la esperanza de que la prórroga de la Ley 19640 se podrá lograr; de mi parte, trabajaré e insistiré para que lo podamos conseguir como lo hice en su momento con Néstor Kirchner, porque es fundamental para recuperar y generar nuevos puestos de trabajo en nuestra provincia”.

El segundo hito destacado en el discurso que tiene a Tierra del Fuego como centro de la escena es el de la reafirmación del Presidente respecto del firme compromiso asumido para incansablemente, por el camino de la paz y la diplomacia, potenciar el legítimo e imprescriptible reclamo por la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes.

Frente a ello, Bertone resaltó “el sentido de trascendencia que le imprimió nuestro Presidente a la cuestión Malvinas al expresar que hace falta una política de Estado de mediano y largo plazo, que vaya más allá de un presidente o un gobierno”, y agregó “me parece excelente la iniciativa de crear un Consejo en la órbita presidencial donde tengan participación todas las fuerzas políticas, la Provincia de Tierra del Fuego, representantes del mundo académico y de los excombatientes para diseñar y llevar adelante las estrategias que permitan conducir con éxito el reclamo más allá de los calendarios electorales.”