En el discurso de asunción del nuevo Ministro de Salud, Dr. Guillermo Ruckauf, la gobernadora Rosana Bertone habló sobre una importante inversión en la planta de tratamiento de líquidos cloacales en Río Grande y le pidió al intendente Melella “que nos de todas las autorizaciones en el mayor tiempo posible. Que se ponga la camiseta junto con nosotros, porque eso va a mejorar muchísimo la calidad de vida de los vecinos de la Margen Sur que viven realmente en un estado infrahumano, no tienen cloaca y agua potable.”

“Les pido con humildad que no nos demoren las obras, nosotros no podemos estar cuatro meses para que le autoricen a una empresa que tiene todo aprobado porque el intendente no está o viajó”, acusó la gobernadora.

Luego comparó las gestiones municipales con la de la provincia, ya que “así como cuando vienen los intendentes a pedir una autorización para lo que sea, inmediatamente nuestros funcionarios le dan el certificado, nosotros pedimos eso. Nada más para mejorar la calidad de vida de la gente. Para eso nos pagan a la clase política”.

En ese momento le preguntó al Jefe de Gabinete, Leonardo Gorbacz, que siga insistiendo con los pedidos a los intendentes para poder coordinar los temas, para lo cual lo comprometió públicamente a “que no haga declaraciones que irriten a nadie”.