El presidente de la Caja de Previsión Social de la Provincia de Tierra del Fuego, Rubén Bahntje, recordó que el déficit del organismo es de 2.200 millones de pesos.

Consideró que a esta situación se llegó a raíz de la famosa ley de los 25 Inviernos. “Lo que pasa hoy es consecuencia de esa ley que habilitó una gran cantidad de jubilaciones a temprana edad. En la 460 a valores de hoy ya se han pagado 3 mil millones de pesos en jubilaciones”, remarcó e hizo hincapié en que para evitar que esto se repita “se debe medir el impacto a largo plazo de cada norma que se sancione”.

El funcionario dio su opinión sobre la existencia de regímenes diferenciales y aclaró de que no se tratan de regímenes de privilegio. “En sistemas previsionales sin duda que tiene que haber regímenes que sean especiales y son sobre todo los regímenes que incluyen tareas penosas o riesgosas”, manifestó.

“La definición no es que yo tengo que jubilar a la persona 10 años antes porque hay riesgo de vida sino que tengo que mejorar las condiciones laborales. Si las condiciones laborales aun con los mejores estándares de seguridad implican un deterioro prematuro, por supuesto que eso se compensa con baja de edades y es así en todo el mundo”, explicó y puso como ejemplo el régimen docente que “es diferencial en todos lados”.

Consultado sobre si está medido el impacto de estos regímenes jubilatorios, el presidente de la Caja indicó que “en lo actuarial están medidos porque de hecho los informes actuariales se analizan por cada subrégimen. Y en lo que es el impacto económico mes a mes en las proyecciones de déficit por organismo está contemplada la proyección de recursos en base a la cantidad de activos, pasivos y la masa salarial, las jubilaciones actuales y las proyectadas”.

Sobre las reformas del Gobierno nacional de avanzar sobre la eliminación de regímenes de privilegio, Bahntje sostuvo que “hoy no tenemos regímenes de privilegio en Tierra del Fuego”.

Agrumentó que “para Nación el régimen de magistrados es de privilegio porque cobran el 82 por ciento con un promedio de 90 mil pesos. En Tierra del Fuego el Poder Judicial completo cobra 90 mil pesos y el 82 por ciento es para todos, desde maestranza, el juez, el enfermero, no tenemos un diferencial en cuanto a los porcentajes de la jubilación y en el caso nacional, en el caso puntual de magistrados, se suele decir que el magistrado nacional está en una especie de retiro efectivo, puede ser convocado a la función cuando se lo requiera con lo cual no dejan de ser magistrados”.

Agregó que “en el caso docente tiene una edad un poco menor que el sistema general. La general de Nación es 65-60 y docentes nacionales 60-57. Con la diferencia que el docente sí tiene 82 y el resto es un porcentaje por la cantidad de años de servicio”.

El funcionario admitió que sí podrán determinarse “pautas macro que se podrán fijar para llegar a algunos estándares, como por ejemplo que todas las cajas tengan como mínimo 30 años de aporte, que esa es una regla general porque tiene que ver incluso con la reciprocidad”.

“Cada caja tiene particularidades distintas, pero no hay ninguna cuestión que haya que modificar en lo interno por una cuestión nacional”, dijo.

“En lo interno tenemos que seguir trabajando para garantizar previsibilidad en el sistema, la sustentabilidad no sólo para el 2018 sino para que aquel que ingrese a trabajar vea que está aportando a la caja porque sabe que cuando llegue el momento su caja va a seguir existiendo y en eso creo que es importante este tipo de cuestiones”, evaluó. En este sentido destacó que el directorio se haya puesto de acuerdo en una proyección presupuestaria a 3 años. “Ahora falta ponernos de acuerdo en cómo garantizamos esos recursos”, agregó.

Bahntje se refirió a la Ley de Emergencia Previsional que rige desde hace casi dos años para financiar el déficit del sistema. Recordó que esta ley perderá vigencia el 8 de enero próximo y que si no se prorroga generará un “bache” para los próximos tres años de 2.200 millones de pesos.

“La propia ley establece que cada organismo financie su propio déficit. La próxima semana en la Legislatura veremos si la Legislatura pudo analizar si cada organismo puede hacer frente a esos aportes”, expuso.

“Si mañana un organismo decide duplicar la planta de personal automáticamente aumentarán los recursos y sobrará para sus jubilados. Si solamente decide dar aumento al 10 por ciento del personal que más gana y como los jubilados están todos referenciados a salarios altos se disparará el déficit y lo tendrá que cubrir el tesoro. Acá juega cada organismo en enviar su presupuesto y ver cómo proyecta eso”, expresó y señaló que “lo que se está evaluando es cómo se financia” el déficit.

Bahntje dijo que desconoce si van a cambiar las condiciones por las cuales una persona se jubila en la Administración Pública fueguina. No obstante, afirmó que “el régimen tiene que estar en permanente revisión”.