El secretario de Finanzas del Municipio de Río Grande, Oscar Bahamonde, dijo que «entendemos la preocupación del Intendente electo, pero la respuesta está en las deudas que mantiene el Gobierno Provincial para con el Municipio».

Bahamonde sostuvo que la administración de Gustavo Melella le deja a su sucesor «un Municipio ordenado en cuanto a lo financiero».

«Hoy la Provincia le está debiendo a Río Grande alrededor de 500 millones de pesos y el Gobierno nacional 60 millones de pesos de la planta potabilizadora. Si se logran cobrar esas deudas, el Municipio no tiene ningún tipo de déficit -puntualizó-. Nosotros esperamos que Martín Pérez pueda acompañarnos en el diálogo con la gobernadora Rosana Bertone, que pertenece a su propio espacio político, para que la provincia se ponga al día con el Municipio», afirmó el funcionario.

Uno de los puntos señalados por Martín Pérez estaba relacionado con la obra pública, a lo que Bahamonde destacó: «Fuimos claros ya que solo expusimos los saldos que van a quedar pendientes al cierre. Nuestra intención fue no proyectar nada, puesto que eso sería una intromisión a lo que tiene planificado la próxima administración», remarcando que «les dejamos entre 250 y 400 millones de pesos para que puedan redistribuir».

En cuanto a la pauta salarial, en la que no se proyectó ningún tipo de recomposición, Bahamonde dijo que «haber estipulado alguna cifra o porcentual podría haber sido motivo de conflicto».

Sobre el incremento superior al ciento por ciento en lo que respecta a las partidas destinadas al transporte público de pasajeros, Bahamonde explicó que para el año en curso en el presupuesto no estuvieron contemplados los subsidios en el boleto para jubilados, niños y adolescentes.

«En el marco de los beneficios de la SUBE se establece la gratuidad en los viajes para esos sectores de la población. Y además hay que tener en cuenta que en el transcurso del 2019 el Gobierno nacional recortó en tu totalidad los subsidios al transporte, de manera que de esas cifras también se tiene que hacer cargo el Municipio y así quedó estipulado en el presupuesto», expresó el actual funcionario.

En cuanto a una supuesta deuda con la empresa concesionaria del servicio de recolección de residuos -que la propia empresa le habría dicho a Pérez que rondaría los 100 millones de pesos-, Bahamonde dijo desconocer de dónde surge, ya que el Municipio se encuentra al día con la concesionaria.

«Entendemos y compartimos la preocupación de Martín Pérez y como siempre lo hemos dicho, estamos a su disposición para evacuar todo tipo de dudas y encontrar las soluciones a los problemas que surjan», manifestó Bahamonde.