Los volantes oriundos de Tierra del Fuego comienzan a trazar sus respectivas competencias en el plano nacional, de a poco van mitigando su espera para el inicio y se van divisando las distintas labores para poder asegurar su estadía en las competiciones nacionales.

El piloto fueguino Lucas Yerobi, que formó parte de la cita del Turismo Pista Clase 3, en 2018, con un equipo propio; ya elaboró su calendario deportivo en este presente 2019 y confirmó el retorno al ZP Sports, escuadra con la que supo lucir su mejor versión conductiva en el automovilismo nacional.

“Volvemos al equipo donde siempre anduvimos muy bien. Pudimos llegar a un acuerdo y así poder estar con el Clío que tantos buenos resultados obtuvimos y esperamos poder volver a ser protagonistas”, aseguró el mayor representante del automovilismo fueguino en las pistas nacionales en los últimos tiempos. Justamente, Lucas retornará a la butaca del equipo en el que saboreó la mieles de la victoria alzándose con el campeonato de la categoría mayor en 2012 y el subcampeonato de 2017.

El ushuaiense indicó que “puedo arrancar confirmando la participación” y la intención, desde luego, es “estar presentes en todas las carreras del calendario deportivo 2019”. Ésa, al menos, es la idea primaria “salvo que se nos caigan algunas publicidades que nos hagan replantear la acción a desplegar”.

El Turismo Pista se ha tornado con el tiempo una competencia de mucho nivel; en este sentido, el piloto fueguino consideró que “ha sido una categoría muy escogida por los diferentes pilotos del país, porque es la más coherente a nivel presupuestario”, y sin dudas, esto contribuyó a sumar pilotos en cada carrera y que se vaya consolidando cada vez más competitiva; y sea una opción viable para los volantes participantes a la hora de asumir el compromiso de la estadía en pista.

En cuanto al objetivo, inicialmente, Yerobi no escatimó presiones y manifestó su deseo de poder estar bien arriba en las posiciones. Escépticos abstenerse. “Queremos pelear, otra vez, por el campeonato y ver si podemos traer el título para Tierra del Fuego. Nos tenemos mucha fe y confianza, esperamos plasmarlas en la pista y que sea un gran año para todos”.

Este año hubo un cambio reglamentario para el Clío, que favorecerá a comparación del año anterior, que “estuvo un escalón por debajo del resto de los autos de nueva generación. Y como la categoría no quiere que el Clío desaparezca de la pista surgieron las variantes”, expresó Yerobi, quien además puntualizó que en la unidad se está trabajando “haciéndole una parrilla nueva, una configuración distinta de amortiguación; en fin, en todas las modificaciones reglamentarias actuales que permitan una mejora en el rendimiento”.

“Me tengo mucha fe en ser competitivos en cada presentación; y vamos en busca del campeonato”, se ilusionó el piloto proveniente de la capital provincial, que ya anticipó que “vamos a ir a probar, como siempre, un día antes de cada carrera pensando en la mejor puesta a punto y adaptación al vehículo”.

En 2019, la temporada del Turismo Pista constará de 10 fechas y tendrá su inicio el próximo 3 de marzo, en Olavarría, con la disputa de la primera fecha del calendario en el autódromo Hermanos Emiliozzi.

Cruciani, a la Clase 1

Emiliano Cruciani, según informa el sitio oficial del TP, volverá a subirse a un auto de la Clase 1. Será en Olavarría en el comienzo del campeonato 2019. Luego de una larga ausencia en 2018, el piloto que reside desde hace años en Tierra del Fuego se alistará en el Fiat Uno utilizado el pasado año por el subcampeón de la categoría, Matías Álvarez.

“Trabajamos de manera permanente para concretar el regreso pero decidimos hacer las cosas a conciencia y esperar el momento indicado para concretar esta vuelta a la actividad”, aseguró Cruciani, quien, además, se entusiasmó con ser uno de los máximos protagonistas de la C1 en 2019: “Será un desafío importante subirnos a un auto ganador y creemos estar en condiciones de pelear el campeonato, que es nuestro principal objetivo”. Fotos: Crédito Lucas Yerobi y Emiliano Cruciani.