Así lo afirmó el Secretario de Gestión y Participación Ciudadana del Municipio de Río Grande, Federico Runín, quien recordó sobre el amparo colectivo que fue presentado ante el Juzgado Federal de Río Grande por el Intendente Gustavo Melella, conjuntamente con CGT, UOM, Concejales y Cámaras Metalmecánica y de Comercio de Río Grande.

Al respecto el Secretario dijo que el municipio fue notificado desde la Fiscalía Federal sobre la declaración de admisibilidad de la acción de amparo colectivo y la medida cautelar que se requirió oportunamente. “Nos pone muy contentos que la Fiscalía Federal esté avalando esta presentación colectiva que se hizo en defensa de todos los vecinos de Río Grande, porque el decreto que recortó las asignaciones familiares representa una vulneración manifiesta de derechos de muchas familias riograndenses”.

A su vez, el funcionario recordó que en el trámite de la causa, además de presentarse el amparo colectivo, “también solicitamos una ampliación de la acción con motivo del decreto de suspensión tentativa de 30 días, al entender, según los argumentos que manifestamos, que ello era un mero parche provisorio, puesto que el decreto de recorte sigue vigente, y es necesario que se dé marcha atrás urgente con el mismo de manera definitiva, para no vulnerar la situación de miles de familias en la ciudad”.

“En este punto, también la fiscalía federal nos escuchó, porque se dijo que la medida cautelar de suspensión del decreto de recorte solicitado, era totalmente viable para garantizar la seguridad jurídica de los beneficios sociales adquiridos y una garantía a la ciudadanía de la tutela judicial efectiva” explicó, a lo cual sumó que “además que la suspensión por 30 días no garantiza que el Gobierno Nacional no haga un cambio de rumbo y vuelva incluso a revocar esa suspensión, aplicando un decreto manifiestamente inconstitucional como lo es el 702”.

En cuanto a la continuidad de la causa, Runín informó que “aguardaremos la decisión del Juez de la causa, porque entendemos que el decreto que recortó las asignaciones familiares es otra medida nefasta del Estado Nacional y que debe ser derogado de manera urgente”.

Finalmente, el funcionario se refirió a otra acción judicial que se llevará adelante contra el decreto nacional que decidió recortar el decreto que creó el Fondo Federal Solidario, asegurando que “estamos trabajando en el mismo camino de la Justicia, tal como lo dijo el Intendente Melella, dado que es inadmisible a esta altura, que también se derogue drásticamente desde la Nación el fondo sojero, con el cual se venía haciendo frente a una innumerable cantidad de obras de infraestructura en la ciudad y para todos nuestros vecinos, a la par de resentir la actividad económica que todo esto involucra, lo cual nos da fundamento claro para defendernos”.