“En la cámara legislativa está dada la mayoría como para tratar esta ley. Por ahí salieron declaraciones que no es tan así. Yo formo parte de la comisión uno y desde la comisión uno se obtuvo dictamen para acompañar ese proyecto de ley”, afirmó la legisladora del FVP, Andrea Freites.

El legislador del FPV Ricardo Romano, había manifestado su oposición, considerando que la ley, tal como está redactada, pretende “adoctrinar en ideología de género”.

La adhesión a la ley nacional promueve la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública, y fue enviada a la legislatura por la gobernadora Rosaba Bertone.

“Yo no quiero crear enfrentamientos con nadie, y cada uno puede tener su idea, pero hay personas tienen una ambivalencia, por un lado son Pro Vida, se manifiestan en contra de la ideología de género, y por otro lado quieren que salga la ley así como está”, aseguró el legislador Romano.

“A Micaela, que salió y no llegó nunca a su casa, la secuestraron, la violaron y la mataron una persona que ya tenía antecedentes. Estos temas se vienen dando con estas nuevas generaciones y tenemos que estar preparados. Entiendo que el proyecto se va a convertir en ley con el debate que tiene que tener”, afirmó la legisladora Freites.