De acuerdo a información suministrada por el Municipio, el 96% de los usuarios del servicio de transporte público está de acuerdo con la construcción del nuevo Centro de Transferencia para colectivos.

Así se desprende de una auditoria que se lleva adelante para evaluar el desempeño del servicio de transporte público y la conformidad de los usuarios, por lo que desde el Municipio informaron que el 96% de los vecinos está de acuerdo con la construcción del nuevo Centro de Transferencia para colectivos. Un 3% se muestra en desacuerdo y el restante 1% no emite opinión.

El Centro de Transferencia está ubicado en la avenida Belgrano, a la altura del Hospital Regional, que permitirá realizar combinaciones entre distintas líneas una vez que se implemente el nuevo sistema, sin afectar los ingresos al hospital ni la circulación de vehículos de emergencia.

Contará entre otras cosas con una sala de espera totalmente equipada para los pasajeros, calefacción, accesos para personas con discapacidad, pantallas informativas, un recinto para choferes y un centro de atención de Tarjeta SUBE.

Su construcción derivó en una polémica con el gobierno provincial, que acusa al Municipio por obstruir el ingreso a la Guardia del Hospital Regional. El tema fue abordado incluso por la gobernadora Rosana Bertone, que no descartó acudir a la Justicia para frenar el avance de la obra.

Durante la inauguración del hall de ingreso del Hospital de Río Grande, la mandataria sostuvo que “nosotros hicimos un esfuerzo muy grande con el Hospital y tenemos al lado una obra de un centro de transferencia de colectivos que en nada va a ayudar”.

En ese sentido, Bertone precisó que “tenemos informes que ha producido emergentología de la provincia donde vemos que va a ser una bomba de tiempo tener un centro de transferencia de colectivos al lado de la salida de emergencias del Hospital”.

“Imaginen si hay una catástrofe aérea o en la ruta, Dios no lo quiera, lo que puede ser con los colectivos con las ambulancias”, sostuvo.

Bertone llamó “a la reflexión a las autoridades que están construyendo esta obra que si piensan continuar su carrera política y ocupar lugares de mayor poder, quizás esas cosas que se hacen picarescamente se le vuelven en contra, entonces que reflexionen y piensen en los ciudadanos de Río Grande y en los enfermos, que los que vienen al Hospital tienen una dificultad, no vienen a pasear”.