Luego del lamentable hecho sucedido en horas de la madrugada del domingo, que obligó que el vuelo que venía para Río Grande debiera desviarse a Rio Gallegos y luego retornar a Buenos Aires, aún el Aeropuerto “Ramón Trejo Noel” no se encuentra operativo.

Debido a las tareas judiciales y la negativa de los compañeros de trabajo de volver a trabajar bajo determinadas condiciones, los dos vuelos diarios que arriban a la ciudad debieron ser suspendidos.

Algunos pasajeros pudieron ubicarse en vuelos que salen desde Ushuaia, sin embargo, según aseguraron trabajadores aeroportuarios, hay entre 400 y 500 pasajeros afectados y estiman que recién el día jueves podrán restablecer el servicio.

En el lugar trabajar 6 controladores aéreos divididos en dos turnos, quienes reclaman para modificar sus condiciones laborales.
Cabe recordar que un controlador aéreo de 37 años decidió quitarse la vida en su lugar de trabajo.