Luego de que el responsable de los perros de Valle de Lobos, Walter Cayo hablara con Tiempo Fueguino desacreditando las acusaciones en las redes sociales sobre maltrato animal, una denuncia penal de protectores de animales de Tolhuin derivó en un allanamiento autorizado por el juez De Gamas Soler, que se realizó ayer en el mencionado centro invernal.

Durante el allanamiento los 44 perros fueron pesados y seleccionados por razas. Personal de zoonosis de Ushuaia lo desparasitó y se pudo saber cuáles son los animales que van a ser castrados.

Según Cayo “esto es un gran paso porque se va a regular a todos los centros de esquí. En Valle de Lobos se van a cuidar a los perros, como se hizo siempre. Sólo que esta vez no se le va a permitir que a ninguna protectora venga a colaborar de ninguna manera”.

“Se llevaron unos perritos que estaban enfermos que yo había dicho que había que tratarlos, unos perros que no corrían, entonces los cedimos”, dijo Water.

Cayo volvió a agradecerle al personal de la municipalidad de Ushuaia “que se comprometió a dar una mano muy grande, así tenemos una opinión profesional y no dependemos de las redes sociales. Va haber un informe profesional de la gente de Senasa y de Zoonosis”.

En alusión a los perros que se llevaron las asociaciones protectoras, Cayo dijo que “hay perros que tienen que volver y si han causado daños o perjuicios los voy a demandar. Creo que no hay que potenciar una mentira con esas fotos que se usaron en redes.”