Quien fuera embajadora argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, afirmó que el acuerdo firmado entre el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández y Gustavo Melella, contempla el compromiso de denunciar el acuerdo Foradori-Duncan.

“El gobernador electo comenzó con la Cuestión Malvinas y ha firmado el acuerdo con Fernández. Estaremos en mejores condiciones de seguir reclamando la soberanía”, aseguró Castro por Fm Del Pueblo.

“Melella ha sido consecuente con la cuestión Malvinas, con rechazo permanente de las medidas que tomo Macri, a diferencia de Bertone. Esto es de conocimiento público, no es una opinión personal”, dijo Castro.

Y agregó que “voy a contribuir en lo que pueda, para que Tierra del Fuego alcance su verdadera dimensión no solo territorial y marítima sino simbólica”.

Según Castro, “el gobernador tiene plena conciencia de la importancia de esa provincia bicontinental. Si uno le dice esto a un porteño, no hay una verdadera conciencia de la importancia estratégica de Tierra del Fuego, en especial en un momento de guerra por los recursos naturales donde tanto el agua como la Antártida tienen un roo primordial”.

La exfuncionaria habló sobre los permisos que el Gobierno Nacional le entregó a las empresas de capital británico para que empiecen a explorar la cuenca de Malvinas, en busca de recursos naturales.

Y dijo que “he sido la embajadora durante 4 años en el Reino Unido, y el Reino Unido quería esto, que se removieran los obstáculos. Me ha tocado elevar cientos de cartas a accionistas y bancos vinculados con estas empresas de exploración. Y recibí una carta del gerente general de British Petroleum que no tenía ningún interés en explotar los recursos en Malvinas, esa era nuestra legislación. Por lo tanto, se desanimó a las empresas a participar, pero ahora el gobierno argentino abrió las licitaciones, lo que no solo contraviene a la legislación nacional, sino que permite y alienta la presencia del usurpador en las islas”.

Alicia Castro también fue Secretaria General de la Asociación Argentina de Aeronavegantes, y opinó sobre la política aérea del Gobierno, que, por ejemplo, disminuyó la cantidad de vuelos a Río Grande y habilitó vuelos a Malvinas con escala en Córdoba.

“Espero que vuelva a existir una subsecretaría de transporte aerocomercial que se ocupe de una verdadera política aerocomercial para los argentinos y no para EEUU o para los amigos del presidente”, dijo Castro.

Y agregó: “Han firmado un acuerdo de cielos abiertos con los EEUU, que le permite volar en igualdad de condiciones, Aerolíneas Argentinas va a competir con empresas que tienen flotas de 900 aviones. No es solo que le da posibilidad de realizar todos los vuelos que quieran en Argentina, y no es sólo para las líneas de EEUU, sino para todos los asociados, esto está destinado para liquidar nuestra línea de bandera”.

“Han desregulado los precios y han puesto precios muchos más bajos que los de Aerolíneas, cuando es el estado el que regula las tarifas. Por otro lado, Dietrich ha tenido un comportamiento de destrucción, es un ignorante que no se ha rodeado de expertos y desmanteló la navegación aérea”, denunció Castro.

“Algunos han inventado aventuras como las de FlyBondi, que ofrece vuelos prácticamente gratis, pero las empresas low cost no explican donde bajan sus costos, y se baja en mantenimiento, equipamiento, seguridad, y se contrata personal que no está entrenado. La diferencia entre los que no tienen horas mínimas de descaso, en la aviación puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte”, concluyó la ex funcionaria.