El Convenio Colectivo, celebrado por distintos sectores y cuestionado por otros, tiene, como condición evidente para el otorgamiento de la planta permanente, un tiempo de evaluación que bajó de un año a tres meses.

Sin embargo, para acceder a la planta permanente, el empleado deberá contar con un informe del superior del área, lo que fue cuestionado por el asesor letrado de la Asociación Fueguina de Empleados Públicos (AFEP), Rodrigo Guidi.

“Antes se hacían dos informes, uno a los seis meses y otro al año, pero no existe ningún informe de ningún jefe de la administración pública, y eso es un defecto del ejercicio administrativo”, opinó Guidi.

“Hay varios aspectos que se pueden prestar a interpretaciones”, afirmó el letrado por Fm masters, y aseguró que, en algún otro momento, “la administración saliente dejaba personal político en planta, hoy eso se blanquea con este convenio colectivo”.

“Los tres meses no dejan de ser más beneficiosos que el año de prueba”, planteó el abogado. Y agregó que “es un avance que los trabajadores puedan contar con un convenio colectivo, para poder discutir en paritarias aspectos del empleo”, pero señaló algunos puntos como la aplicación retroactiva del convenio, que “hace ruido, puede ser un enfoque direccionado a este personal que ha ingresado. La discusión está presente entre los empleados de gobierno y miembros de AFEP”.

Una vez que se presenta el convenio en el ministerio de trabajo “se abre un plazo de impugnación sobre algunas cláusulas, y el ministerio de trabajo debe verificar que el convenio no viole el orden público del empleo público”, explicó Guidi.

Ante la posibilidad de que la administración entrante derogue el convenio, el letrado opinó que “tener un convenio colectivo para el trabajador es un avance, se irán viendo cuestiones dudosas para mejorarlo en algún aspecto”.

“Lo que dice el convenio es que cumplidos los tres meses debe haber un informe, si es desfavorable se lo da de baja, lo que podría suceder es que la nueva administración revise el convenio y pueda, mediante un informe no darle la estabilidad en tres meses”, señaló el letrado.

Y agregó: “más allá de las diferencias que puede haber, sería una locura dar por tierra con el convenio colectivo, que genera una paritaria permanente”.