Por Yolanda Dips.

En la jornada de ayer se llevó a cabo una asamblea de trabajadores estatales en Ushuaia organizada por la AFEP para discutir acerca del reclamo de recomposición salarial que vienen llevando a cabo.

Al respecto José Gómez, secretario General del gremio de estatales informó que se definió que “un grupo de compañeros van a ir mañana (por  hoy) a la Legislatura para ver si se tratan cuatro proyectos que son muy sensibles para los trabajadores” y que tienen que ver con el goteo diario de coparticipación a los Municipios; ampliación del ejido urbano de Ushuaia; la «transferencia» Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios y la creación del área protegida Península Mitre, “que según publicaciones periodísticas se tratarían sobre tablas este viernes mientras los trabajados estaremos abocados al acto electoral de nuestra obra social y caja previsional. Sobre estos proyectos no hay  mucha información y queremos estar al tanto de lo que se puede llegar a aprobar porque no se ha difundido mucho los pormenores de estos proyectos” indicó el dirigente gremial.

Gómez además aclaró que se definió convocar a una nueva asamblea el 9 de noviembre, también en Ushuaia, para  juntar las firmas recolectadas y presentarle al gobernador electo Gustavo Melella una nota con el pedido de recomposición salarial para los estatales y además condiciones laborales puntales para distintos sectores de la administración pública. “Ya hicimos varias presentaciones al gobernador electo” aclaró el dirigente de AFEP “pero hasta ahora no hemos tenido ninguna respuesta oficial. Si bien ha habido declaraciones radiales de sus funcionarios con respecto a los trabajadores de la provincia nosotros necesitamos certezas”.

Definiciones y certezas

El Secretario General de AFEP remarcó que “necesitamos definiciones porque hay mucha incertidumbre entre los trabajadores, mucha ansiedad frente al aumento constante del costo de vida y el no saber qué va a pasar con los salarios” al tiempo que aclaró que “hoy se está hablando de una canasta familar de 70 mil pesos cuando nosotros tenemos salarios de 30.000 e incluso el salario inicial es de 20.000. Por eso necesitamos certezas”.

Gómez no descartó seguir discutiendo con el actual Gobierno, porque la idea es no agotar ninguna instancia. “Hoy se está hablando de un bono de 10 mil pesos para fin de año, que obviamente no alcanza pero es un paliativo. Estamos corriendo contra el tiempo y ya no podemos discutir un incremento retroactivo a agosto como era el reclamo. Al menos ver podemos cobrar el bono de emergencia y después seguiríamos la dicusión salarial y laboral con el gobernador electo”.

El dirigente de AFEP además explicó que están preocupados  porque les habrían informado que “ATE y UPCN se encuentran firmando el convenio colectivo con el gobierno provincial” y que entre otras cosas incluiría “el pase a planta de integrantes de la planta política, teniendo solo tres meses de antigüedad”. Si bien hasta anoche no se había confirmado esta información desde el gremio manifestaron su disconformidad.