Por las inundaciones y una menor producción por cuestiones estacionales, desde hace algunos días las góndolas de los supermercados tienen una menor cantidad de stock y de variedad de marcas de leche. Se espera que el suministro de lácteos se normalice hacia marzo.

En los últimos días las grandes cadenas y supermercados chinos comenzaron a registrar menos presencia de marcas y de unidades de leche en sus heladeras. El sector empresario supermercadista admitió que “hubo problemas de entrega” pero aseguraron que no se trató de un problema “grave”.

Desde el sector lechero identifican dos razones principales que explican la menor llegada de productos a las góndolas. Una tiene que ver con las inundaciones en Santa Fe en los primeros días del año, en plena cuenca lechera, que terminó afectando la producción y la oferta. Por otra parte, hablan de una cuestión estacional: el punto alto de actividad del sector se da entre la primavera y los primeros días de verano y cae en enero y febrero.