En el incendio de ayer en Chacra IV, donde murieron 14 gatos y 2 perros, quedó en evidencia el incumplimiento de la ordenanza que prohíbe tener más de más de tres perros y gatos en una vivienda.

“No pudimos hablar con la dueña del domicilio estaba en estado de shock, pero pudimos intervenir a tiempo y darle las atenciones que necesitaban a los animales heridos”, dijo Daniela Díaz, de zoonosis de Río Grande.

Luego del incendio, personal y zoonosis pudo socorrer a los casos más graves, como el de una perra, que según el veterinario Franco Carrizzo, ingresó con un grado de hipotermia muy marcado, casi al borde del colapso. “Se le dio medicación y suero para levantar la temperatura y la hidratación, tardó unas horas en recuperarse, se estabilizó y se le curaron las heridas, estaba muy shockeada y había inhalado humo. La oxigenamos y quedó en observación. Ahora ya está comiendo”, afirmó el médico.

También se trabajó en el caso de un gato, “que es más grave por el tamaño corporal, se le hizo exactamente lo mismo, con masajes corporales, una hora masajeando el cuerpo para que recuperar la temperatura”, afirmó Carrizo.

Según la ordenanza municipal Nº 2942/2011, en su artículo 9.3 se prohibe a los dueños de las mascotas a “mantenerlos en instalaciones indebidas desde el punto de vista higiénico – sanitario o inadecuadas para la práctica de los cuidados y la atención necesarios de acuerdo con sus necesidades etológicas, según raza y especie”.

Y en el artículo 9.12 se prohíbe “Poseer, en un mismo domicilio, más de tres perros y gatos, sin cumplimentar los requisitos establecidos en la presente norma”.

En el departamento incendiado de Chacra IV había casi 20 animales, entre perros y gatos. “La gatita que murió tenía un cachorrito felino”, aclaró Daniela Díaz.

El año pasado hubo un caso de una pareja de abuelos que tenía cerca de 40 gatos, la mayoría estaban ciegos, y se había reproducido entre ellos, con las patologías consecuentes. Gracias a la intervención de los protectores de animales, los gatos pudieron ser reubicados.

Desde zoonosis solicitan que, ante un caso de “acumulación” de animales que no tengan las condiciones básicas de cuidado e higiene, se pongan en contacto por el personal.