Según alertó un reciente informe de la Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y de los Productos Sanitarios (ANSM) francesa los cuadros de anginas, rinofaringitis, otitis, tos, infección pulmonar e incluso lesiones cutáneas y varicela podrían empeorar con el uso del ibuprofeno.

El organismo advirtió a médicos y pacientes que el ibuprofeno y el ketoprofeno pueden agravar las mismas infecciones que se pretende tratar con estos fármacos, y pidió una investigación a nivel europeo.

El ibuprofeno se consolidó en las últimas décadas como el fármaco más utilizado, tras el paracetamol, frente a casos leves de dolor, inflamaciones y fiebre.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) manifestó que en los prospectos de esos medicamentos se detallan los posibles efectos adversos que pueden ocurrir ante su administración. En ese sentido además, indicó la importancia del uso racional de medicamentos en general y los de venta libre en particular.

Tal como lo establece la Disposición 753/2012, los prospectos incluyen información detallada sobre el uso adecuado de esos fármacos, así como de los efectos adversos posibles ante el uso de los mismos. Puntualmente, los medicamentos de venta libre deben cumplir con los requisitos dispuestos por la Disposición ANMAT N° 3686/2011 y son los utilizados para aliviar síntomas o signos fácilmente reconocibles por los usuarios.