Así lo afirmó el secretario de gestión Hospitalaria del hospital de Río Grande, Diego Cerrudo, luego de la conferencia de prensa convocada por los enfermeros y ATE, donde solicitaban la suspensión del servicio triage hasta que se terminen las refacciones.

“Les aclaré que el reclamo es justo, entonces les propuse que escriban un acta acuerdo donde digan que, si en esta semana no tenemos la reforma, el lunes se suspende el triage”, dijo Cerrudo por Fm Del Pueblo.

En cuanto a la caída de las contrataciones del personal en esta área, el funcionario aseguró que “tomé la responsabilidad de gestión de sobrepasar el límite de los enfermeros que podíamos contratar para poder cubrir los espacios ante la falta de enfermeros, pero si ellos deciden suspender el triage, tengo que suspender los contratos por una cuestión legal”.

“Además se está peleando que estos enfermeros queden en planta, existe una ley de compromiso financiero que dice que nadie puede generar gastos permanentes al gobierno entrante, estamos preocupados porque estos enfermeros necesitan el trabajo y nosotros también los necesitamos”, explicó Cerrudo.

Según Cerrudo, “el sistema de triage es el que más se adapta a nuestro país, con un éxito rotundo, el 80% de los pacientes son vistos antes de los 10 minutos de ingresar, pero somos conscientes del cuello que botella que se genera en la atención médica por la cantidad de llamados de emergencias que debilita la atención”.

“Hemos tenido una nueva reunión con ATE y dejé en claro que no estoy de acuerdo con su planteo desde el primer día. Se adecuó un espacio y es verdad que iba a ser temporario por la obra de la nueva guardia que tendría que haber sido entregada en junio-julio, pero con los vaivenes económicos del país, la empresa entró en quiebra”, manifestó el funcionario.

Y señaló que “cuando yo he tenido reuniones con enfermería, ellos decían que se les prometió la guardia y nunca apareció. Ellos consideraron que no es el lugar más óptimo y empezamos a negociar con infraestructura del ministerio de salud y empezaron a trabajar en algunas propuestas, y nos sentamos con enfermería y con ATE y les llevamos las propuestas”.”

“Ellos aceptaron la propuesta, que es el mimo lugar donde están trabajando, pero con un espacio más apto. Pero los espacios están limitados y tenemos que consensuar con otros servicios, en este caso con odontología. Se consensuó y estábamos listos para hacer las mudanzas, y el viernes pasado se presentó el gremio con los enfermeros a decir que ellos no quieren continuar con el triage”, relató el médico.

“Hoy se hace presente la gente encargada del ministerio de programar la obra y ellos estaban con una posición muy firme con bajar el sistema de triage, pero no lo puedo permitir porque las políticas de salud están por encima de cualquier reclamo”, afirmó Cerrudo.