Esta mañana, en Río Negro, comenzó la 5º Marcha por la Soberanía del Lago Escondido, impulsada por la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (FIPCA), que reclama la apertura de los caminos que conectan la Ruta Nacional Nº40 con el lago. El territorio es propiedad del magnate inglés Joe Lewis desde 1996, tras una compra investigada por la justicia. La marcha durará 7 días.

La comitiva fueguina está integrada por Veteranos de Malvinas Tierra del Fuego, SOEM, representantes de los ejecutivos municipales y los concejos deliberantes de Ushuaia y Río Grande, concejales, jubilados y vecinos.

El titular de FIPCA –entidad organizadora de la marcha-  Julio Cesar Urién, explicó que “existe desde hace varios años un fallo de la Corte Suprema de Río Negro, ratificado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de abrir el camino para que los ciudadanos puedan disfrutar de las bellezas del Lago Escondido y este incumplimiento debilita el sentido de justicia y reafirma la necesidad de que haya una reforma judicial tal como lo plantea el Presidente de la Nación, Alberto Fernández”.

“Todos recordamos las palabras del ex presidente Mauricio Macri cuando dijo ‘mi amigo Joseph Lewis’ y que ‘cualquiera puede pasar por el camino del lago (Escondido)’, sin embargo esa vía, que es el Camino del Azul, no es accesible, nosotros hemos conformado una columna de montañistas para demostrar la dificultad que tiene ya que hay que ser montañista y tardar tres días en llegar”, señaló la ingeniera Alejandra Portatadino por una radio local.

Y recordó que “el Gobierno de Río Negro, que en ese entonces respondía a Mauricio Macri -que nos entregó y entregó nuestro oro; ya que entregó once toneladas de oro de nuestro Banco Central a Inglaterra- tampoco hizo nada cuando la Corte Suprema de Río Negro le ordenó abrir el camino y construir el puente y no hicieron nada”.

Portatadino trabaja en Ushuaia en el acceso al agua potable y explicó que “nuestra defensa no solo es el agua sino la tierra que provee de vitaminas y fibras y en el caso del Acuífero Guaraní, hay una capa basáltica donde se supone que hay petróleo y para hacer el ‘fracking’ se necesita agua dulce”.

Por su parte el veterano de guerra de Malvinas de Ushuaia, Walter Andrés Batista, destacó que “estamos sumados a esta lucha por los recursos naturales y por el territorio nacional íntegro, justamente por eso se armó el conflicto con Inglaterra por la soberanía de Malvinas, no me cabe ninguna duda de que la guerra de 1982 se produjo por el petróleo que hay en nuestras islas y en el Atlántico Sur”.

Agregó que “no hay que resignar nada, debemos seguir luchando con fuerza y como dijo el Sargento ‘El Perro’ Cisneros en Malvinas que ‘acá no se rinde nadie, por acá no pasarán’”.